Alimentos expendidos en la vía pública
Descubrí la importancia de saber elegir

 
 

Medidas de prevención

Riesgos

Home


mendialb@paho.org

Material Copyright © 2002  OPS/OMS
 

 
Medidas de prevención
 
Al comprar alimentos en la vía pública, seleccione aquellos expendios que tengan alimentos protegidos y conservados.
 
Verifique que los alimentos estén correctamente refrigerados y que la comida cocida sea servida a alta temperatura. Los alimentos no deben estar expuestos a temperatura ambiente, mas del tiempo imprescindible durante su preparación.

Compruebe que el vendedor utilice guantes o utensilios limpios para manipular los alimentos y que cumpla con las normas de higiene básicas. En caso de que el manipulador de alimentos tenga una herida en sus manos o brazos, ésta debe estar totalmente protegida.

Es recomendable el uso de pinzas para manipular los alimentos ya que lo aíslan del contacto con las manos del manipulador.

La higiene personal del vendedor es muy importante, porque la suciedad de las manos y la ropa entran en contacto con los alimentos que preparamos. Los cabellos deben estar recogidos y protegidos con un gorro. Las uñas deben estar cortas, limpias y sin esmalte.

Los alimentos que se sirven crudos deben estar perfectamente aseados, sin restos de tierra.

La comida preparada con pescado fresco deberá exponerse en bandejas refrigeradas de material inoxidable.

Los fiambres en vitrinas refrigeradas sin contacto con las manos del manipulador. Los sandwiches de todo tipo, las carnes, patés, pescados, croquetas, albóndigas, etc. deben exhibirse en vitrinas refrigeradas y su consumo debe ser inmediato puesto que no se trata de platos congelados, sino conservados en refrigeración.

La elaboración de platos que llevan huevo crudo, como es el caso de las mayonesas caseras, debe ser evitada. Utilice huevo cocido o compre la mayonesa industrializada.

Las carnes deben estar perfectamente cocidas en su interior ya que solo de esa forma se puede prevenir que no existan gérmenes nocivos. El pan debe presentarse con un envoltorio para preservarlo del ambiente externo.

Es recomendable renovar el aceite utilizado para freír, ya que los restos de frituras anteriores pueden alterar la nueva grasa. Muchas veces la grasa usada se altera y perjudica la salud del consumidor.

Los lugares donde se almacenan alimentos deben ser secos y aireados para evitar que las piezas se humedezcan.