La importancia de consumir huevos sanos
Un componente fundamental en una dieta saludable.

 
 
 
Manipular y cocinar los huevos apropiadamente
 
Por su calidad nutritiva, los huevos son importantes fuentes de proteínas y contribuyen a una dieta saludable. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que es un alimento perecedero por lo que deben conservarse, manipularse y cocinarse en forma apropiada.
 
En los huevos puedan hallarse ciertas bacterias y entre las más frecuentes, las que genéricamente se denominan salmonelas, de las que existen más de 2300 variedades. Otros géneros bacterianos también pueden estar presentes: Proteus, Pseudomonas, Serratia, Alcaligenes, Escherichia, Aeromona, Enterobacter.

En los últimos años, en todo el mundo, se han producido numerosos casos y brotes de salmonelosis en la que la Salmonella enterica variedad Enteritidis (SE) ha estado asociada al huevo.

Cuando SE esta presente en el huevo recién puesto se estima que se encuentra en muy bajo número, entre 10 y 100 bacterias y una particularidad es que no se reproduce bien a temperaturas de refrigeración y que la cocción a más de 70°C la destruye.

La enfermedad que produce SE se denomina salmonelosis. Entre los síntomas que pueden aparecer se encuentran: nauseas, vómitos, dolor abdominal, diarrea, fiebre, mialgia y dolor de cabeza. El período de incubación es entre las 6 y 72 horas después de haber ingerido un alimento contaminado y los síntomas agudos persisten de 1 a 4 días. Un 2 % de los enfermos puede desarrollar más tarde dolores articulares y artritis.